lunes, 8 de agosto de 2011

La elección del camarote perfecto


por José Manuel Beltrán.

A buen seguro que, a aquellos que hayan realizado más de un crucero, estás líneas no les resultará del todo de gran utilidad dado que ya habrán sufrido, o disfrutado, según haya sido la elección de su camarote. Aún así, creo que conviene repasar este gran detalle, sobre todo, para los  que se inicien en esta aventura por vez primera.

Cuando reservamos habitación en un hotel, por lo general, no sabremos nada de ella salvo las clásicas fotos publicitarias que nos pueda mostrar su propietario. Es obvio que en un hotel no todas las habitaciones son iguales y lo mismo pasa en los barcos de cruceros; salvo que en este último caso todas las compañías nos dan, previamente, detallada información del camarote, tanto en su superficie, orientación, altura, y situación exacta. Todos estos parámetros son muy importantes para que nuestro crucero resulte todo lo agradable que nos habíamos propuesto.
Consideraciones previas.

a)    Por regla general, durante tu estancia en el barco, la mayor parte del tiempo la pasarás fuera de tu camarote, es decir, le utilizarás solo para dormir.
b)    Una vez efectuada la elección, difícilmente podrás modificar tu camarote en el caso que no te guste.
c)     Es importante saber cuales pueden ser las condiciones climatológicas de los destinos que vas a visitar, según la temporada que lo hagas. De esta forma podrás evaluar, por ejemplo, si te compensa un camarote con balcón u otro que no tenga vistas exteriores.
d)    Las atenciones a los huéspedes son las mismas, fuera de los camarotes.

El primer elemento a tener en cuenta es repasar el plano del barco para conocer donde está situado el camarote. Lo ideal es intentar situar el camarote en el centro del barco, tanto horizontal como verticalmente, ya que conseguiremos, si llega, reducir el efecto mareo. Otros factores a tener en cuenta en nuestra elección serían la proximidad a los ascensores, zonas infantiles, áreas públicas, restaurantes y salones. Cierto es que, por general, los camarotes de cruceros están bien aislados pero el ruido residual puede ser un problema en áreas con mucho trasiego de pasajeros. 

Los distintos tipos de camarotes.

  • Camarote interior.
Situados en el interior del barco, sin ventanas y ningún tipo de luz natural. En principio son los de menor espacio, aunque todos ellos son iguales independientemente de la cubierta donde se sitúen. Eso sí, variarán en precio, también dependiendo de la cubierta; cuanta menor sea ésta será más barato. Para capacidad para 2 personas, también puede albergar a 3 y 4 personas una vez desplegadas las literas que se ubican encima de las camas. Por espacio, no suelen disponer de sofá. Pueden ser también de uso individual.

  • Camarote exterior.
 Son un poco mayores que los interiores y disponen de una ventana u ojo de buey, totalmente hermética (no se puede abrir). En los barcos más modernos puede ser de forma de ventana, también hermética. Algunas de ellas pueden tener visión limitada por estar obstruidas por algún bote salvavidas o cualquier otro elemento del barco. Debes pedir información previa a tu agencia de viajes o naviera sobre esta importante cuestión para que no te lleves ningún chasco. El sofá, siempre puede ser convertido en otra cama.
 
  • Camarote exterior con balcón
Estos camarotes disponen de un pequeño balcón privado y aislado sobre el que encontrarás una mesa y sillas, similares a las de jardín. Te ofrecen una gran desahogo dado que, no es lo mismo abrir una ventana y asomarse que, salir y descansar cómodamente en el exterior. Por cierto, perfectamente apropiado para los fumadores salvo que, por educación, no está permitido tirar las colillas al mar.

Existen pequeñas variaciones de tamaño en este tipo de camarotes y, por lo general, son un poco mayores los ubicados en las esquinas de proa y popa de los barcos. Lógicamente incluye sofá y muebles auxiliares, comunes en todas las cabinas.

  • Suite
Son camarotes mayores que los de balcón y con un mobiliario más lujoso. Un buen número de ellos cuentan con balcón privado así como otros extras como, pequeña sala de estar, camas más grandes y armarios de mayor dimensión. Suelen estar situados en la mejores y más tranquilas zonas del barco y con excelentes y privilegiadas vistas. Según que compañías pueden ofrecer un servicio exclusivo de camarero a tu disposición.

  • Suite de lujo o Penthouse
Sin lugar a dudas los mejores camarotes del barco y, por supuesto, los más caros. Pueden disponer de varias habitaciones y albergar hasta 5 o más personas, lo que los hacen adecuados para familias o vacaciones en grupo. A las características de los anteriores podemos añadir, según compañías, que pueden disponer, además de balcón, de solarium, bañeras de hidromasaje, mayordomo exclusivo y otros detalles diferenciadores.
 
·        Camarotes con características especiales.

Camarotes comunicados: No todas las compañías los ofrecen y también puede ser una salida para los viajes en familia o grupo, sin tener que acudir a una suite. Son dos camarotes con una puerta comunicante. Debes consultar esta posibilidad con tu agencia de viajes o naviera. Eso sí, te recomiendo hacerlo cuanto antes pues, de existir, los camarotes de estas características lo son en un número menor.

Camarotes adaptados para personas con minusvalías: También, con un número limitado de ellos, estos camarotes ofrecen unas mayores dimensiones para la correcta habitabilidad de las personas con minusvalía motriz. Debes confirmar con la agencia o naviera la disponibilidad de los mismos. Para el resto de la mayoría de los servicios del barco no existirá ningún problema en su acceso pues, todas las compañías, han cuidado mucho este aspecto. 

Hasta aquí el detalle y descripción de los distintos tipos de camarote. Próximamente comentaremos otros aspectos como, el precio de los mismos, como conseguirlos más baratos, el precio garantizado y muchas más cosas. De momento, solo una idea: cuanto antes efectuéis vuestra reserva, mejor precio encontraréis en vuestra libre elección. Así que, hasta la próxima, ciudadanos viajeros. Espero que os haya sido útil. Cualquier duda o consulta la podéis realizar en el apartado de comentarios.

P.D.- Esta crónica se ha realizado en base a la experiencia personal del autor así como de otros compañeros cruceristas. Entre todos tratamos de aportaros la máxima información posible.

Quizás también te pueda interesar:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si has llegado hasta aquí, cuéntame lo que quieras.