viernes, 8 de octubre de 2010

Crucero por el Mediterráneo (Málaga, Cagliari, Roma, Ajaccio, Palma de Mallorca)


Hasta ahora las entradas publicadas lo han sido bajo el nombre de la localidad visitada. Algunas de ellas como consecuencia de los puertos de atraque, según el recorrido del crucero en cuestión. Soy consciente que, cada vez más, los viajes en cruceros se están popularizando y son muchos los que utilizan internet buscando información sobre los mismos. Esta es la razón del título de la entrada de hoy donde se comentará aspectos del crucero en cuestión enlazando con los destinos del mismo, ya publicados en este blog.
Royal Caribbean desde este verano, ha tomado Málaga como punto de partida de varios de sus cruceros alejándose de, hasta ahora, su anterior punto de salida: Barcelona. El Adventure of the Seas es un gran paquebote con 14 cubiertas y una capacidad para más de 3.500 pasajeros. Realiza la ruta Málaga-Cagliari (Cerdeña)-Roma (puerto Civitavecchia)-Ajaccio (Córcega)-Palma de Mallorca y, de nuevo, atraque en Málaga. Son 7 noches de crucero durante las cuales, quienes no conozcan esta forma de viajar, descubrirán experiencias diferentes y serán tratados como clientes casi exclusivos de un hotel de 5 estrellas. Si queréis una reseña de cada una de estas ciudades, por favor, pinchad sobre el link que existe en el nombre de cada una de ellas.


Por regla general, todos los cruceros mantienen en su itinerario 1 ó 2 días de navegación, es decir, viaje en alta mar sin escala en tierra. La programación de entrenimiento y actividades en el barco, para todos los días, da ocasión a los más activos para no aburrise. Claro que, quien prefiera una mayor tranquilidad también la puede encontrar. En definitiva, dentro del barco encontrarás espacios y momentos para disfrutar en todos los aspectos. Son tus vacaciones, seguro que diferentes a las disfrutadas hasta ahora, y donde todo te lo dan hecho.

Me gustó mucho
el comentario final, en el gran teatro (que ya quisieran para sí muchas ciudades y pueblos de España) del director de entretenimiento del crucero. Decía él: "Ustedes han disfrutado con nosotros durante 7 días pero estoy seguro que, una vez acabado el crucero, seguirán acordándose cada día más. Les pongo un pequeño ejemplo- continuaba diciendo. Cuando lleguen a su casa se darán una ducha. Dejarán, como lo han hecho durante estos 7 días, la toalla en el suelo. Lo malo es que, cuando vuelvan a la ducha, seguirán encontrándose la toalla en el suelo". Genial comentario y que describe muy bien la atención que se presta a los viajeros no solo con este pequeño detalle, por supuesto.

-Pero, ¿dentro del barco será todo muy caro, no?. En términos generales, y no solo en este barco, las bebidas de agua, café, té y, en algunos casos, algún tipo de limonada son todas ellas gratuitas. El resto, son todas de pago. Existen unos packs, que aconsejo contratarlos antes de subir al barco o en la propia estación marítima de salida, bien para bebidas refrescantes y/o de vinos, parea el restaurante. Los precios son caros, pero para los amantes del vino -como un servidor- es aconsejable. Si vas con niños, el pack de refrescos seguro que te resultará interesante, dado que suelen ser de bebidas ilimitadas. El resto de coctails, copas, cervezas, etc.. hay que abonarlas a unos precios, lógicamente, muy superiores a los habituales.

Las excursiones.

Todas las navieras ofrecen excursiones en cada uno de los puntos de atraque. Todas ellas, sin excepción, son muy caras. Depende del tipo de aventurero que seas pero, mi recome
ndación, es que las efectúes por tu cuenta. En el caso concreto de este crucero por el Mediterráneo, salvo para Roma, las visitas no necesitan de la organización del barco. Te ahorrarás mucho dinero que puedes emplear en otras cosas. En el caso concreto de Roma os recomiendo la visita a un foro (existen más, indagar en la red) de "cruceristas". Se trata de infocruceros. Pinchar aquí para dirigiros a él. Aquí encontrarás mucha ayuda y, lo más importante, la organización de la excursión a Roma efectuada de forma privada por los propios cruceristas. Nosotros lo hicimos así y todo funcionó perfectamente. También puedes, pues no resulta tan caro, alquilar un taxi-turístico en el puerto de Civitavecchia que os efectuará de forma más privada el desplazamiento -ida y vuelta- y recorrido por las más importantes zonas de Roma. Aconsejable, mínimo 4 personas aunque también hay para 8.


Cena de gala: Es habitual también, en todos los cruceros, que exista una denominada cena de gala o cena del capitán. En esa noche, nunca de forma obligatoria pero si muy extendida, los hombres visten de traje y corbata y las mujeres (ellas siempre bellas de cualquier forma) sus mejores galas, es decir, guapísimas.

El restaurante: Los turnos de cena, que en todos los cruceros toman el horario "europeo", o sea, mucho más temprano de nuestro habitual horario, ya se asignan de antemano. Es una cuestión de organización, por tanto tendrás ya tu mesa asignada para todo el crucero, tus acompañantes y tus camareros. En las comidas no existe esta reserva, por lo tanto puedes comer donde quieras. Por cierto, durante todas las horas -de día y de noche- siempre encontrarás alguna cubierta donde podrás picotear.

Las propinas: En tu agencia puedes elegir incluirlas ya en tu precio. Si no es así, tienes libertad -que ellos quieren convertir en obligación y en algunos casos te lo cargan en la cuenta directamente- para distribuirlas entre el asistente de camarote y camareros de mesa.

Y por ahora, nada más.
Cualquier cuestión que queráis plantear -duda, consultas, comentarios, etc..- la podeís hacer con un comentario. Todas ellas serán contestadas, tanto por mí, como por cualquier otro que quiera mostrar su opinión o experiencia.

Mientras tanto, como siempre, os deseo a todos SALUD, ciudadanos viajeros.




1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Si has llegado hasta aquí, cuéntame lo que quieras.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.