lunes, 6 de abril de 2015

El Jardín Botánico-Orquidario de Estepona


Fotos y texto por © José Manuel Beltrán

Dicen que Ecuador está considerado como el primer “País de las Orquídeas” del mundo, aunque ahora ya no es necesario viajar hasta el trópico para poder apreciar la belleza, la elegancia y la diversidad de esta bella planta, de la familia de las Orchidaceae.

Algunos la consideran el eslabón perdido entre el mundo animal y el mundo vegetal. No sabría llegar a tanto; lo que si es seguro es que, más allá del interés científico, despierta la admiración de todos por su riqueza floral, por sus formas, aromas y colores que la convierten en una planta enigmática.

Decíamos que no era necesario viajar hasta el trópico porque, en pleno corazón de la Costa del Sol, Estepona acaba de inaugurar el mayor Jardín Botánico-Orquidario de Europa. Una obra que se encuadra dentro del proyecto “Estepona, Jardín de la Costa del Sol”.










              



Destaca del conjunto arquitectónico, por su originalidad, las tres cúpulas de cristal que ofrecen una luminosidad natural a los más de 1.000 m2 del recinto. Ya en su interior, una gran cascada de agua, además de aportar el grado de humedad suficiente a las plantas realza la belleza del jardín botánico.





 A lo largo de cinco alturas diferenciadas, en un recorrido que va bordeando los muros de más de 12 metros de altura, y perfectamente adaptado para personas con discapacidad en la movilidad, se han injertado las plantas que adquirirán su mayor esplendor y belleza dentro de poco tiempo.


Complementando el conjunto y el recorrido, a través de pequeños bosques de bambú, ya se pueden apreciar ejemplares de la “BixaOrellana”, originaria de los Andes peruanos aunque también podemos encontrarla en Costa Rica, Ecuador, Colombia, México y Venezuela; con propiedades medicinales y hasta culinarias, pues es usada como colorante alimenticio con propiedades afrodisíacas.
  
Troncos de alcornoque, como soporte para las plantas; palmeras que se elevan buscando el vértice de la cúpula acristalada; zonas diferenciadas según la procedencia de la planta: trópico americano o asiático. La visita a este Jardín Botánico, donde la orquídea es la estrella, es recomendable para cualquier edad.



El exterior del conjunto, realmente atractivo, está consolidado por unos amplios espacios verdes y un conjunto de fuentes y lagos en la parte que da acceso, bien por unas escaleras o, más cómodo, por unas anchas rampas a la entrada principal.




  La entrada, totalmente gratuita, se hace en grupos de no más de 80/90 personas, controlado por unas jóvenes y simpáticas empleadas. Existe ascensor para personas con determinada discapacidad (aunque ya hemos comentado que el recorrido está perfectamente adaptado), y si hemos echado en falta algún pequeño folleto explicativo; pequeños carteles descriptivos de las diferentes variedades de plantas y que los paneles electrónicos no estuviesen totalmente funcionando. Detalles fácilmente subsanables y que seguro se hará en el futuro.

En el momento de redactar este artículo los horarios marcados por el Ayuntamiento para la visita del recinto son:

Martes, miércoles, jueves y domingo: 
de 11 a 14 horas y de 18 a 21 horas.
Viernes y sábados: de 11 a 14 horas y de 18 a 23 horas.
Lunes: Cerrado
 
Fotos nocturnas de Huete Arquitectos

No cabe duda que Estepona ha dado con la clave al crear un elemento diferenciador con el resto de sus municipios limítrofes, al igual que ya hizo con la ruta de sus murales y que también tendrá cabida en este blog. Mientras, como siempre, espero que hayas disfrutado de este pequeño recorrido –que te aconsejo lo hagas en directo- deseándote SALUD, ciudadano viajero.

6 comentarios:

  1. una preciosidad feli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, Feli. También es cierto que hay que dejar pasar unos pocos meses para que las plantas recién instaladas luzcan en todo su esplendor.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Un bonito sueño, Anónimo.... lleno de colorido y aromas.

      Eliminar
  3. No sabía que había un orquidario en Estepona, se ve precioso. A ver si voy por allí, que parece mentira que lo tenga tan cerca y no lo conozca. Un saludito viajero :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias José Manuel! Me acabo de mudar a Estepona y estoy encantada de ir descubriendo este bonito "pueblo". En cuanto pueda iré a ver el Orquidario! Un beso! Isabel (la gugui)

    ResponderEliminar

Si has llegado hasta aquí, cuéntame lo que quieras.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.