lunes, 12 de marzo de 2012

La romería de El Rocío. Huelva

Los almonteños saltarán la verja de la ermita y, tras arrancar a la Blanca Paloma de su privilegiado lugar, la procesionarán por la aldea para ser mostrada a todas las hermandades. Es la explosión del fervor popular, es el Rocío.

por José Manuel Beltrán. 
 Desde días antes, tras recorrer un largo trecho que en algunos casos puede llegar a más de 600 km., todas las hermandades rocieras habrán buscado acomodo en su casa hermandad. Atravesar senderos, riachuelos, prados y caminos, en algunos casos, casi tan vírgenes como la propia marisma que circunda a la Aldea, no habrá mermado un ápice la devoción a la Virgen. De hecho, esa es la seña de identidad de este peregrinaje: la exaltación de la devoción popular, y da lo mismo el medio empleado para llegar.
 El Camino se recorre, en algunos casos por medios casi artesanales, a pesar del polvo, la lluvia o de cualquier inclemencia. Es esta, la Romería del Rocío, una celebración de carácter religioso que ha sufrido algunos cambios de adaptación según avanza el tiempo; sin embargo su contenido esencial sigue siendo el mismo. Será el sábado, vísperas de Pentecostés, a las doce de la mañana, cuando en riguroso orden de antigüedad y antes las puertas del Santuario se presenten todas las Hermandades Filiales ante la Matriz, la de Almonte. De forma breve, cada una de ellas detendrá su carreta del Simpecado ante la puerta principal del Santuario. Ya se escucharán los primeros cánticos en honor de la Virgen hasta que todos los romeros, sea a pie, a caballo, en carretas tiradas por bueyes, mulos o caballos y, en su mayor parte engalanadas, vayan desfilando dando por finalizado un camino duro, difícil y, sobre todo, cargado de polvo. "El polvo del camino" es algo intrínseco a esta romería.

 Será bien entrada la noche cuando las hermandades más recientes, y por tanto las últimas, den por finalizada la presentación. La fiesta, los cánticos y bailes se adueñarán de todos para, ya en domingo, a las 10 de la mañana comenzar con la Misa Pontifical. Acabada la misma, los guiones, estandartes y caballetes de cada una de las hermandades inundarán las calles de la aldea para retirarse a cada unas de sus casas donde la fiesta y la alegría continuará, de nuevo, hasta la noche.

 Nos vamos acercando al momento álgido de la romería. La noche comienza con el resonar por toda la aldea del rezo del Santo Rosario. Avemarías, letanías y salves se mezclan con el tintineo de las campanillas de las carrozas. Va a dar comienzo la "madrugá". El Simpecado Almonteño, propiedad de la hermandad matriz, se dirige lentamente, abriéndose paso entre el gentío, hacia la Ermita. Es difícil imaginar mayor concentración de personas en tan poco espacio; sin embargo, dentro de la Ermita, las cosas no están mejor. Allí no cabe nadie más, y menos si eres forastero. Los almonteños han tomado el recinto encarando a la Virgen que, de momento, sigue salvaguardada por una verja. Ellos son los únicos que tienen el privilegio de pasearla, pero ¿cuando?.

 Es la madrugada del lunes. Los nervios se acumulan. Por fin llega el momento. El último Simpecado, el de la Hermandad de Almonte, hace su entrada en la Ermita. En esa hora imprevista de cada uno de los años, saltan la valla y rescatan a la Virgen. En un zarandeo constante, el trono de la Blanca Paloma con sus andas de plata, pasa por múltiples manos para ser elevada por encima de la verja. Da comienza la procesión que, a la fuerza, se desarrollará lentamente por mor del gentío. Las campanas enloquecen con sus toques, enardeciendo cada vez más el clamor de la gente, entre vítores, vivas y pétalos de flores y de rosas que se esparcen a su paso. Yo creo que La Blanca Paloma, sin sufrir ningún rasguño, se siente orgullosa de todo este fervor popular. Esto es el El Rocío.

 Sin duda alguna, por una vez en tu vida, debes acudir al Rocío. Por si acaso no te fuera posible yo he hecho una pequeña parada y fonda en la Aldea y este artículo es el resultado. Ahora, como siempre solamente me falta desearte: SALUD, ciudadano viajero.

PD.- El lunes de Pentecostés (la madrugá) no tiene fecha fija, ya que depende del calendario litúrgico (quincuagésimo día de la muerte de Jesús). Este año 2.012, se corresponde con el lunes 28 de mayo. Así que, date prisa, para buscar alojamiento para ese fin de semana. Aquí te dejo un enlace con la situación según Google Maps para que puedas programar tu ruta.

9 comentarios:

  1. La verdad que tiene que ser emocionante vivirlo en primera persona, quizás algún año me anime!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  2. Incluso para un no creyente resulta un lugar fascinante e imopresiona ver la virgen rodeada de tanta belleza. Besitos especiales ciudadano viajero

    ResponderEliminar
  3. Tal y como lo narras me parece estar allí al pie de la verja, todos los años veo las imágenes por televisión y como contrastan la tensa espera de gente empujándose con el fervor cuando sacan a la virgen, eso es devoción y lo demás tontería.

    Un saludo ciudadanos !!!

    ResponderEliminar
  4. A pesar de ser andaluz si te digo la verdad es algo que nunca me ha atraído jeje. Considero que es una bonita tradición, pero el ambiente no consigo identificarlo. Un abrazo!! Por cierto, apuntaros al concurso que tenemos ahora mismo abierto hasta el domingo, una cena en el Restaurante Montana de Málaga jeje! Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Ha sido muy interesante leer tu entrada, estuve allí el año pasado, pero fue en el mes de julio y la ermita me pareció preciosa, debe de ser impresionante visitarla en plena romería. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hola José Manuel,

    Qué ganas tengo de ir al menos una vez en la vida al Rocío. Enhorabuena por el relato, nos has acercado a una de las fiestas religiosas más importantes de España.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Interesante entrada, soy andaluza pero nunca me ha atraído el ambiente rociero, eso sí, no se puede negar que es una romería de gran tradición conocida en todo el mundo. Algún día me acercaré conocer la aldea, eso sí me atrae, pero pasa lo de siempre, lo que tenemos cerca lo vamos dejando. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Pués nunca he estado en el Rocío, quizás imperdonable para un andaluz, pero tampoco me apasiona. Pienso además que está un poco desvirtuado de su carácter religioso sobre el folclórico y simplemente lúdico.
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
  9. Nunca he ido a esta romería, a ver si para el año que viene me apunto. Tiene muy buena pinta. Sólo conozco romerías de las Islas Canarias, pero me han hablado muy bien de las andaluzas.

    ResponderEliminar

Si has llegado hasta aquí, cuéntame lo que quieras.